Ubuntu Mobile vs Andorid

La versión para tablets y smartphone de Ubuntu llega para intentar cambiar el panorama actual del sector donde Android e iOS ocupan una inmensa mayoría de la distribución. Hoy, analizamos todo lo que este nuevo miembro podrá ofrecer frente a uno de sus rivales más duros, Android. Interfaz, política de actualizaciones o la importancia de la comunidad, serán algunos de los factores que desequilibren la balanza.
¡Échale un vistazo!

La expectación creada alrededor de un nuevo sistema operativo móvil siempre es digna de mención, más cuando se trata de un sistema que tantos fans ha creado en su versión de escritorio. Ubuntu sigue gestándose, pero ya sabemos unos cuantos detalles que nos permiten hacer una temprana comparación con el sistema operativo móvil de moda – con todos mis respetos a iOS – Android.

Echemos un repaso a las diferentes características que diferenciarán a un sistema de otro, más allá de la clara diferencia visual de sus interfaces, algo que ya pudimos ver en el análisis de la versión de desarrolladores de Ubuntu Touch.

Una verdadera unificación: ordenador, smartphone y tablet bajo la misma interfaz
En mi opinión, esta puede ser una de las mayores diferencias con el resto de sistemas operativos móviles actuales. Ubuntu tendrá la misma interfaz Unity, que llegará a su versión 8, y será implementada en todos y cada uno de los dispositivos donde Ubuntu pueda ser instalado: ordenador, televisión, tableta y smartphone. Además se espera que todas las aplicaciones que estarán disponibles para los dispositivos móviles, también lo estarán para su versión de escritorio. De momento parece que el proceso inverso tendrá algunas restricciones pero están trabajando en ello. Os dejo un vídeo donde podréis ver cómo se adapta Ubuntu a los diferentes tamaños:

Muchos nos preguntamos, ¿realmente esta unificación será productiva o dejará de lado las características particulares que diferencian a cada dispositivo? Así por ejemplo, no es lo mismo trabajar en el ordenador que escribir sobre una tablet o un smartphone, y la potencia de los primeros no tiene nada que ver en muchos casos con el resto de dispositivos. Sin embargo desde Canonical están haciendo mucho hincapié en que esta unificación no dejará de tener en cuenta los detalles que diferencian a unos y a otros.

Otros han intentado o siguen intentando una completa unificación, véase Microsoft y su último producto Windows 8 con las diferentes variaciones de smartphone y tabletas que, sinceramente, no consiguen en ningún momento funcionar de manera equivalente, al menos en su versión más reducida en móviles llamada Windows Phone. Apple por su parte, lleva dos diferentes sistemas operativos en vilo, atendiendo al dispositivo del que se trate por lo que no existe unificación en sus interfaces.

¿Unificación si, unificación no? Esa es la cuestión

Actualizaciones, ¿adiós fragmentación?
Como todos sabemos, Android o mejor dicho, sus usuarios, sufren de una gran fragmentación en cuanto a la versión de sistema operativo que los diferentes terminales poseen. Así, podemos encontrar terminales aún con la versión 2.3 Gingerbrand, y versiones 4.2.2 Jelly Bean, algo realmente sorprendente que aleja las ultimas novedades del sistema operativo de una buena parte de los usuarios, un gran porcentaje al parecer según muestran las ultimas cifras de distribución.

Para solventar esto, la gente de Ubuntu trata de asegurar que las operadoras y diferentes compañías que distribuyan este SO, no puedan entorpecer el sistema operativo hasta tal punto manera que Canonical no sea capaz de distribuir actualizaciones a todos os dispositivos con este sistema operativo. Además, la propia filosofía y política del sistema operativo permite ver todo su desarrollo desde 0, así como ver todos los cambios que van a ser introducidos en futuras versiones y la fecha de distribución de la misma, por lo que el trabajo de software de las diferentes empresas puede agilizarse considerablemente, más allá de los tres meses de antelación que poseen ahora mismo las diferentes empresas del panorama de Android.

Entre las modificaciones que se podrán realizar serán las llamadas “Smart Scopes”, unas “lentes” o “ventanas” que nos permiten buscar información a través de diferentes filtros como Wikipedia, Amazon, Facebook o nuestro propio sistema de archivo con la finalidad de encontrar lo que queramos sin necesidad de acudir al navegador de turno a realizar dicha búsqueda. Podreis ver más en la web de OMG!Ubuntu.

Código abierto y software libre
Al igual que Android, Ubuntu es código abierto y por tanto los usuarios podrán coger el código fuente y hacer con él todas las modificaciones que le parezcan para conseguir una experiencia lo más personalizada posible. Pero además de ello, Ubuntu y su comunidad se definen como software libre, lo que quiere decir, que todo el mundo puede tener acceso a Ubuntu, y las aplicaciones por defecto que integra el sistema deben cumplir también los requisitos de cualquier software libre, he aquí que encontremos a Mozilla o Chromium como navegadores por defecto.

Esto supone un punto muy importante para muchos, para aquellos que consideran que deberíamos poder hacer lo que queramos con nuestros dispositivos, cambiar de sistema operativo si así lo consideramos o hacer con el mismo cuanto nos plazca. Las posibilidades son infinitas.

Comunidad, aún más comunidad
Sabemos que la comunidad en el panorama Android es francamente importante. Cuando los fabricantes dejan de lado muchos de sus terminales y nosotros, como poseedores de los mismos nos quedamos con cara de lelos, es la comunidad la que pueda hacer que nuestros dispositivos aún puedan disfrutar de las últimas novedades del sistema operativo gracias a desarrolladores voluntarios que hacen un increíble trabajo para conseguirlo. Muy conocida es la comunidad de desarrolladores de CyanogenMod.

Por su parte, Ubuntu se nutre de dos ramas de desarrolladores: por un lado, la gente empleada en Canonical y, por otro lado, la ingente masa de desarrolladores y no desarrolladores voluntarios que se comprometen a colaborar con el proyecto y la filosofía software libre que clama Ubuntu, entre otras distribuciones claro. Por poner un ejemplo, de las 10 aplicaciones con las que contará Ubuntu en para móviles y tabletas, sólo 3-4 serán desarrolladas por Canonical. ¿Quiere esto decir que el sistema pueda ser más inestable ya que un gran porcentaje llega proveniente de la comunidad? Nada más lejos de la realidad. Sólo hay que echar la vista atrás para ver que las últimas versiones de Ubuntu son cada vez más potentes y estables.

En resumidas cuentas, vemos como Ubuntu tiene aún un largo camino que recorrer hasta la salida oficial de la versión estable el mismo 31 de Octubre con la versión 13.10. Sin embargo, las posibilidades y el potencial que demuestra semana a semana nos hace ser muy optimistas sobre el futuro de este SO de software libre. Si consigue controlar el proceso de actualización de terminales y que las diferentes operadoras y fabricantes de terminales se unan a su propuesta, podríamos estar ante un duro rival para los pesos pesados del momento.

Fuente: xombit.com/2013/06/ubuntu-tablets-smartphone-frente-android

Sin comentarios

You must be logged in to post a comment.
CONTENIDO PATROCINADO POR

FPla Informatica

Diseño web y Marketing digital
Disponga de una página web o un comercio electrónico de alta calidad a precios muy competitivos.
ACCEDER A FPLA INFORMATICA